Ande yo caliente….

Lo que tiene ser bimadre y que mi maridín este de viaje. Ayer fue un día duro. Empezamos con la habitación llena de agua y los trastis saltando los “charcos”al lado de la cama. La cosa se fue complicando. Bueno, por fin llegamos a la guarde y yo pude recomponer un poco la cosa.
Lo de hoy es otro cantar. Creo que la seño de los trastis ya me quiere. Le alegro el día. Cada vez que me ve se ríe. Así que esta mañana cuando he dejado a los niños en el cole y me ha sonreído,  solo he pensado “que amable es esta chica”. El desengaño ha sido luego. Cuando señalándome la cara me ha dicho “no te has mirado al espejo ¿verdad?”.


El pirata tarda en desayunar una media de 35-40 minutos. Literalmente desesperante; así que esta mañana con el fin de tenerlo entretenido y que la cosa fuera mas llevadera, le he dado unas pegatinas. Les encantan. Las pegan en los sitios mas insospechados. Y en mi cara. Tal cual diana, la nariz es el premio grande.
Y allá que me he ido yo al cole con toda la cara llena de pegatinas, orgullosa de lo bien que ha desayunado mi niño…… Y monísima de la muerte.
Total lo importante es que coma ¿que importa ya si me miran como si estuviera loca si me queda poco para estarlo?
Ande yo caliente…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *