Apartamentos de verano

Pues que queréis que os diga, llega el calorcito y ni vacaciones, ni apartamentos de verano, ni playa paradisiaca, ni perrito que me ladre. Y es que no paro de reivindicar que deberían existir las vacaciones de madre, y si son retribuidas mejor, pero oye, aquí nadie se da por enterado.

En estas fechas no paran de preguntarme lo mismo.

_ ¿En Julio también los llevas al cole?

Pues si, señora. En Julio, de lunes a viernes y porque no se puede en Agosto. Y sin ningún remordimiento, oiga;  que a mi me da lo mismo que sea pleno verano o que nieve hasta decir basta.

Lo de ser madre no tiene horario intensivo, ni vacaciones, ni si quiera parón estratégico. Una es madre desde que nacen tus hijos y a partir de ahí, ya es un no parar.

Y en esas estamos cuando una amiga me dice que se va de viaje con toda su troupe.

Ains muertita de envidia me quedo. Me pregunto cuánto tiempo hace que no veo la playa ni de lejos. La verdad, ganitas no me faltan, pero se me hace bola solo pensar en buscar un sitio adecuado para ir con los trastis y maridín (si me voy sin ellos, seguro que luego los echo de menos, mujer de costumbres que es una). Y no hablemos ya de la pasta, que para mi desgracia no es que me sobre.

Así que indago un poco más y pregunto a mi amiga por los detalles. Y es entonces cuando empiezo a creer que la vida va a darme un pequeño premio. Que me lo merezco. Atrás van a quedar el festival de fin de curso, la operación pañal, los consejos no pedidos a diestro y siniestro y todo lo demás. Me las piro, vampiro.

Tachan, tachaaaaan. Por favor, redoble de tambores y alfombra roja que la ocasión lo merece.

Después de casi tres años aquí la menda se larga. Siiiiii, por fin, por fin me voy a la playa. Y nada más y nada menos que a Ibiza. Oeeeee, oe, oe, oeeeee.

Hundredrooms tiene la culpa.  Reconozco que he sufrido un amor a primera vista. Aquí bimadre que quiere, no, que NECESITA las cosas facilitas. Por eso cuando encuentro cosas que me hacen la vida más fácil, mi incontinencia verbal se dispara y no puedo parar de contar mi descubrimiento.

Ahora entiendo que sintió Colón cuando descubrió América. Todo un mundo de posibilidades. Lo mismo he sentido yo con esta “comparadora de alquileres de apartamentos turísticos y casas vacacionales” entre un montón de webs distintas. Así, rapidito y fácil. Entras, pones fechas, eliges lugar, y como dice el pirata; yataaaá. Ahí lo tienes. Tooooodos los apartamentos a tu disposición. Sin tener que navegar de una web a otra. Y de paso a un precio realmente bueno. Pedazo apartamento en Ibiza he pescado.

apartamento-Ibiza.mamatodoeldia

Sospecho que el que ha inventado Hundredrooms, tiene familia. Cuando no tienes tiempo ni de mirarte al espejo, cosas así se agradecen.

Así que, playita, tiembla que allá vamos. Solo espero que en Agosto no se hunda la isla.

Tengo la teoría que con tanta gente en una superficie tan pequeña, cada año su flotabilidad está en riesgo. Por favor, Ibiza, aguantaaaaaa.

Y si vosotras, como yo, queréis regalaros una escapada, no os perdáis este video; porque ya sabeis, las vacaciones de madre son imposibles; pero las de una madre con su familia pueden ser muy facilitas. Feliz verano!!!.

2 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *