Consejos para comenzar una dieta.

Me llamo Mery Mer y desde que empecé la pubertad, recuerdo que he hecho dietas. Y digo dietas porque creo que las he probado todas. Las de los médicos y de no médicos, hasta que terminé la adolescencia y alcancé mi peso saludable. Y si te soy  sincera, mi tendencia a engordar me mantiene vigilante con mi peso.

Con mi primer embarazo, dejé de hacer dieta y dejé de hacer deporte. Me dediqué a “disfrutar de la dulce espera”…y engordé 27 kilos (que se dice pronto) Conseguí perder la mitad antes de quedarme embarazada de mi segundo bebé. Para entonces, tuve cuidado con mi alimentación y practiqué deporte de bajo impacto, de esta manera solamente engordé la mitad.

Actualmente estoy alcanzando mi objetivo de volver a mi peso saludable, e intento documentarlo todo en mis Redes Sociales.

No soy nutricionista, ni médico, pero desde mi experiencia  puedo ayudarte a perder esos kilitos de más que pueden haberte quedado después del parto. Este es uno de los motivos principales por los que empecé con mi blog: Qcomo (www.qcomo.blogspot.com). Un blog donde encontrarás las dietas que mejor me han funcionado y donde cuelgo mis recetas sanas y saludables, tipos, trucos…etc.

Hoy quiero dejarte en el Blog de MAMÁTODOELDÍA cuatro consejos que te serán muy útiles cuando decidas  comenzar la dieta. Si los sigues, te darás cuenta que estar a dieta no tiene que ser un suplicio ni un castigo, sino más bien, un puente que conectará tu yo cerebral, con tu yo real. Es decir, lo que eres y lo que quieres ser, o mejor dicho, como eres con cómo te quieres ver.

1.- Busca un objetivo real de peso.

Da igual que te sobren 5, 10 o 25 kg. Busca metas a corto plazo. Tal vez perder 2kg en un mes, te parezca poco. Pero los médicos aconsejan perder entre 500gr y 1kg por semana, para evitar que queden zonas flácidas. Por otra parte piensa que si has perdido 2kg en un mes posiblemente seas capaz de perder 5kg en 2 meses. 10 kg en 4 meses y así hasta alcanzar tu peso ideal en menos de 6 meses.

2.- No pases hambre.

Ayunar, no sirve de nada. Si tu cuerpo pasa hambre es que necesita comer. Cuando pasas hambre tu cuerpo pasa a “modo reserva” y tal vez deberías buscar en Google lo que es el Catabolismo 🙂

sandia.mamatodoeldia

3.- Pasa de lo LIGHT y únete al mundo Healthy.

Hay muchos productos que contienen la palabra Light y realmente no lo son. Para que un producto sea Light tiene que tener un “hermano” de la misma marca y características similares NO LIGHT.  Es mucho mejor que escojas alimentos que tengan grasas buenas que alimentos que supuestamente sean light. Un ejemplo que siempre pongo, es que pruebes a aliñar tu ensalada de pasta con aguacate maduro, en lugar de una cucharada de salsa light.

 4.- Bebe:

Somos un 80% agua. Así que bebe. Lo dicen los expertos, coach nutricionales, entrenadores personales…etc., bebe al menos dos litros de agua al día. Si te cuesta hidrátate con otro tipo de líquidos (sin azúcar) zumos naturales, refrescos Zero, agua con sabor preparada en casa. Los líquidos (en especial el agua) limpian el organismo y se llevan la grasa por medio de la orina. Te mantienen saciada, regulan la presión arterial, y nos ayudan a mantener una piel bonita. Además, nadie te dirá nada porque te levantes 100 veces  en la oficina si vas directa a la fuente de agua a por un vasito fresquito.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *