3 Comments

  1. Hola, Gemma:
    Soy Mamen, amiga de tu hermano Álvaro.
    Acabo de descubrir tu blog y me encanta. Eres muy sincera, simpática y graciosa.
    Me gusta que toques este tema de la maternidad y no trabajo. Yo tengo 4 churumbeles, ya mayores, desde 22 a 14 años y desde que el primero nació (con problemas de salud, noches en urgencias interminables, hospitales, etc, etc, ), tuve que dejar el trabajo, más que nada, porque me lo “ofrecieron” en la empresa de Madrid donde trabajaba de Jefe de Personal.
    Aprovechando que mis hijos ya no me necesitaban tanto, hace 6 años entré en la Universidad para sacarme el Grado en RR.LL y RR.HH, pensando en que, como tenía experiencia laboral y vivencial, encontraría trabajo y menuda decepción!
    Cada entrevista, lo mismo, la edad!
    Pues si es la que tengo!
    No cuenta la experiencia, ni el desparpajo, ni la capacidad de trabajar en equipo, ni la oratoria…… no cuenta náaaaa
    Llevo más de 3 años de voluntaria en la ONGD Manos Unidas, sensibilizando a la población en las condiciones de vida de los países en vías de desarrollo, porque pienso que no todo es ganar dinero.
    Esto me ha ayudado mucho a desarrollarme como persona, a trabajar en equipo, a liderar un grupo de personas para conseguir un objetivo común: luchar contra el hambre y a decirme a mí misma, que sí, tengo casi 50, pero sirvo para algo más que para tener la casa ordenada, limpia como una patena, la ropa planchadita y el frigo lleno de comida.
    Encantada de conocerte, guapa!!!

  2. Uau! Mamen, que ocupación más chula. Una buena idea para no sentir que ya no sirves para nada más que no sea ser madre por tu edad. Al fin y al cabo, cuando una es madre, su abanico de sacrificio y generosidad se amplía al infinito; así que es genial que apliques eso con tus conocimientos, para ayudar a la gente.
    Y si, hija, hay tanto de que hablar cuando juntas madre, trabajo y edad, que no me cansaré nunca de decir que es muy injusto y que la sociedad en ese sentido esta a años luz de llegar a ser coherente.
    Encantada de verte por aquí y muchas gracias por tus palabras.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *