Contubernio en contra de la maternidad

Que no es que lo diga yo, que a las pruebas me remito. Hay un contubernio en contra de la maternidad/ paternidad que nos pone las cosas más difíciles, si cabe, en esto de criar y nadie dice nada al respecto. Pues no es que yo sea la heroína de turno, pero un poco tocapelotas reivindicativa si soy; así que a quien corresponda, ahí va mi lista de cosas que hacen que tener hijos sea, a veces, una lucha contra los elementos.

Empezaré por el transporte. A mí también me apetece salir de casa con mi coche y poder volver en él. Mira, es una vieja costumbre que tiene una; meter a los trastis en sus sillitas, ir a algún lugar y poder volver con ellos sin tener que dejarles en mitad de la calle porque soy incapaz de volver a acomodarlos en sus sitios ¿Por qué a la gente le cuesta tanto aparcar en su plaza y no invadir la de al lado? Para el que no lo sepa, si dejas el coche tan pegado al mío que no puedo abrir mínimamente las puertas, yo seré incapaz de meter a un niño dentro. Una vez dejé el cochecito gemelar en mitad de la acera con la idea de, sacar el coche de allí, parar y poder meter así a cada niño en su lugar. Todavía recuerdo a aquella buena señora que casi se le sale el corazón por la boca, avisándome que se me habían olvidado mis hijos y me iba sin ellos. Mujer, que lo de escapar de la maternidad es solo una metáfora, que solo quería tener mas espacio para poder abrir las puertas de atrás…

De las plazas familiares ni hablamos. Esas son como las brujas. Haberlas las hay, pero yo nunca he visto una libre.

Sigamos.  Una de las cosas que más anhela una madre es dormir. Levantarte a las tres de la mañana y ponerte a calentar agua, contar cacitos y mezclarlo en el biberón, es simplemente desperdiciar tiempo para dormir. Y créanme, en esas circunstancias descansar 5 minutos más, es toda una vida. Señores fabricantes, apúntenlo. Necesitamos bibes en tetrabrik que no haya más que abrirlo y calentarlo. Que no puede ser tan difícil, digo yo. Me da en la nariz que a “alguien” le interesa tenernos con las ojeras por las ingles. Ahí lo dejo.

cambio pañal. mamatodoeldia.es

Que quede claro. Los parques infantiles son para los niños. Ni para los perros, ni para los fumadores que tiran las colillas en el arenero, ni mucho menos para hacer botellón y dejar los restos de la juerga del día anterior apoyados en el tobogán, como quiere no quiere la cosa. Doy fe que muchos de ellos incluso lo tienen todo. Cacas de perro, restos de fumeteo, latas de cerveza y eso sí, tres columpios y un tobogán. Todo para hacernos la vida más complicada. Bien, llegas allí, sacas cubo y pala, dejas a tus hijos a su libre albedrio y al rato aparece el crio diciendo que ha encontrado un tesoro con una caca de perro seca en la mano. A mí me ha pasado. No digo más. Esooooo ahí, señores, ahí, facilitando la vida maternal, sí señor.

Se supone que los supermercados quieren vender. Así que no lo entiendo. Deberían ser los primeros en hacer que, ir a la compra no fuera ningún problema. No entiendo entonces porque es tan difícil encontrar un carro para llevar  un bebe. Contaditos con los dedos de una mano y me sobran tres. Y si ya tienes dos churumbeles como yo, es el no va más. Aquí la menda, la única opción que tenía para hacer la compra, era poner dos bolsas en las asas del coche e ir llenándolas. Hasta que llegaba el momento que, entre lo que pesaban los niños, lo que pesaba la compra, lo que pesaba el cochecito, y lo que pesa mi culo, aquello no había quien lo moviera. Ir a la compra era literalmente agotador. Dando alas al espíritu consumista de las madres. Que poco ojo, por favor.

Mención aparte el mundo toallitas. Están las que se secan a la primera de cambio y las que parece que las acabes de sacar de la lavadora porque salen de la caja chorreando. Que bien, que le limpio el culo a mi bebe; pero se lo dejo empapado de no sé bien, que producto. Señores fabricantes, como todo en la vida, el término medio suele ser lo mejor. Eso sí, todas, absolutamente todas, cuando vas a sacar una, salen cinco y entonces empiezas a estirar y estirar y a agitar el paquete con una mano. Tienes la esperanza de que así dejen de estar unidas por una fuerza sobrehumana y tengan a bien el separarse las unas de las otras. Para cuando te das cuenta que es del todo imposible, sueltas las piernas del bebe y ahora sí, con dos manos, puedes conseguir la cuadratura del círculo. Por fin, una sola toallita en tu poder. Eso sí, mientras tanto tu hijo, al que has dejado libre de movimientos, ha metido su precioso pie en esa caca inmensa. Si hija, si. Ahora va a ser que si necesitabas todas esas toallitas juntas. Tócate las narices.

¿Y qué me decís de esos bodis que más que ropa de bebé parecen vestidos de novia? Lo digo por la cantidad de corchetes, botones, lacitos y demás asuntos abrochatorios. Entiendo que el que haya diseñado algo así, no ha tenido un bebé con hambre y pañal lleno, en un kilometro a la redonda.  Maridín, el pobre, tenía una habilidad innata para poner pijamas y bodis del revés. No había forma de aclararse que iba delante y que iba detrás.

Así que como decía, hay un montón de pruebas que indican que “alguien” se dedica a ponérnoslo difícil en esto de la maternidad. Como si no tuviéramos bastante. Pero estoy decidida a desenmascararlo…

¿Alguien me ayuda?

 

4 Comments

  1. Jajaja muy muy bueno….super fan del punto toallitas, del punto supermercado ( alucino con que super mercadona, el super de la familia, no tenga cambiador), del punto parque. Y decirte que yo si que he visto leche de bibe preparada en btick….no me preguntes donde. Si la vuelvo a ver te informo. Yo lo dejo preparado y en la nevera por la noche ( mi pediatra dice que en nevera 12hrs aguanta) cuando salta la alarma/sirena/bocina….salta-mos de la cama 35sgds de microondas (compre 2 bibes de cristal para poderlos calentar directamente) y fuego apagado….madre mia!! ésto parece otro post más que un comentario . Saludos!

    1. Oye Jana que bien organizado lo tienes!!! jajaja. En realidad si existen, yo los vi cuando mis hijos estaban en la uci, claro allí con tanto niño no podía ser de otro modo, pero fuera de allí, ya jamas los he vuelto a ver. Y no entiendo por qué, la verdad. Afortunadamente aquella etapa quedo atrás, uffff

      1. Pues si…mejor verlos lejos de allí…pues no me hagas mucho caso, pero juraría que era en carrefour, o en la sección de bebés (manda narices donde va a ser si no) o en la parafarmacia….

      2. Organizarse o morir, mi hijo se despertaba como 7 o 8 veces en plan yonkie-lacteo….así que con la número dos, nos organizamos de forma distinta, por si acaso…afortunadamente duerme del tirón la mayoría de las noches 😉

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *