El pacificador

Lo que faltaba. Temia este dia y por fin ha llegado. Los trastis, esos que me roban el sueño cada noche y el corazón cada día, se han aliado contra mi.
Hasta ahora igual se amaban con locura y se mataban a besos, que luchaban hasta límites insospechados por un juguete.
Pero la cosa ha ido mas alla y han dado un paso mas….para mi deseperación. Y son listos los condenados, porque atacan directamente al punto flaco de su santa madre, yo misma, que peco de sentimental.
Ayer mientras mi princesa se pegaba un baño relajante, jugaba con un cubilete. Metía agua, la derramaba y la volvía a meter. Mientras tanto el pirata y yo ibamos de aqui a alla por la habitacion. Yo vigilando por el rabillo del ojo, claro.
“Princesa, no se bebe ese agua eeehhhh, que esta llena de jabón, valeeee?”
Me mira con ojos inquisidores, ya le he cortado el rollito con lo bien que se lo estaba pasando…..
Segunda vez: “Princesa, mami te ha dicho que no se bebe de ahí, ehhhh?”
Sin respuesta. Solo sonrie, desafiante.
Tercera: “Princesa, a la próxima te quito el cubilete”. Esta vez si contesta: “nooooo”.
Irremediablemente llega la cuarta y ya obligada a cumplir mi promesa, le quito el cubilete. Y entonces, pasa. Eso que tanto había temido, y que ha marcado un antes y un después. La princesa comienza a gritar como una auténtica loca (cualquier día viene asuntos sociales a averiguar si efectivamente esto es la casa de los horrores) y su hermano me mira. Se da la vuelta. Agarra el cubilete con delicadeza y se lo da a su hermana. Se vuelve a mi, me abraza una pierna y me da un beso sonoro , mmmmuuuuack. Ya esta. Ha pasado. Se han unido contra mi y me han ganado por goleada. Vamos, sin recursos y en porreta viva ante tal demostracion de amor y compañerismo. Va a resultar que mi pirata es un gran mediador. Vamos, que se ha ganado a pulso su nuevo mote. El pacificador.
Y yo mientras tanto, pienso en el maravilloso mundo de los mellizos y en todo lo q va a suponer esto a partir de ahora…..

4 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *